OBRAS PUBLICADAS

       
   

Publicado en el diario “El Mundo” el día 6 de abril de 2016

CAMARADAS DE PEKÍN

Por Luis Antonio de Villena

Es un fenómeno muy nuevo y todavía sorprendente, aunque la novela que voy a decir esté ya traducida a las principales lenguas europeas. En 1996, cuando apenas la China comunista empezaba a abrirse a un capitalismo desbocado en el que sigue, sin derogar las viejas leyes marxistas o maoístas que castigan severamente la homosexualidad, apareció en internet (o comenzó a aparecer, lo hizo en partes) una novela sencilla pero muy fácil y amenamente escrita, que contaba una hermosa pasión homoerótica, en Pekín, entre un hombre bisexual y triunfador, vástago de la nueva clase emergente, y un muchacho muy guapo que llega de provincias (al inicio del relato es todavía menor) que tiene muy clara su condición homosexual, pero no tanto la beldad que todos notan.

Ahora, la selecta y cuidada editorial madrileña Amistades Particulares (homenaje a la ya muy clásica novela de Roger Peyrefitte) la acaba de editar en español -trabajo de Carlos Sanrune- con el título de Ocurrió en Pekín. El autor sigue siendo un misterio. Aún es desconocido, pues sólo firmó su obra -enormemente leída- con el pseudónimo Beijing Tongzhi, «Camarada Pekín» (Beijing, como ya es sabido es la forma de Pekín en el sistema de traslación fonética pin yin que usa la República Popular), que tiene su miga. Pekín es el lugar donde se desarrolla fundamentalmente la apasionada acción amorosa, siempre por encima de las mujeres que conoce Handong, el empresario, pero que nunca le colman porque no puede olvidar al hermoso y sólido Lan Yu.

Pero tongzhi es simplemente camarada, la forma de llamarse la gente en los países comunistas, y aquí en la China de Mao o de la matanza de Tienanmen, a la que se alude. Camarada es un término político pero el éxito enorme de esta novelita, hizo que la voz tuviera otro significado, en su momento cerrado al gueto gay, pero hoy ya expandido por toda China. Los camaradas políticos (aunque todo eso esté en desuso) evitan llamarse así pues, desde el triunfo de Ocurrió en Pekín, la voz tongzhi quiere decir homosexual. Por eso hay ya en China (en Taiwán la hubo antes) una literatura tongzhi que las autoridades toleran, probablemente sorprendidas. Como he dicho, el relato es tan eficaz como sencillo, y a veces suficientemente explícito en la descripción de las prácticas homosexuales, como para atraer a un público amplio que puede sentirse reconocido. La única concesión quizás a la ley que desaprueba el homoerotismo es la muerte del hermoso y ya sólido Lan Yu en un accidente de automóvil, cuando, tras mil peripecias, fortunas e infortunios, parece que el amor de los camaradas se fortifica y madura como imprescindible. ¿Es la muerte de Lan Yu, todavía, una concesión a los interdictos del poder? Es probable. Pero nada ha detenido el triunfo de esta sencilla y eficaz novela casi anónima, que ya fue llevada al cine en 2001, con el título de Lan Yu por el hongkonés Stanley Kwang. No es poco cambio que la palabra tongzhi haya pasado de ser camarada (político) a camarada, pero de gustos sexuales.  

 

 
     

 

 
 

 

 

 
Copyright © 2018 Amistades Particulares

INICIO    QUIÉNES SOMOS    CATÁLOGO   AUTORES    GÉNEROS    TIENDA    CONTACTO